Descubre los secretos de Pucusana

A menos de 60 kilómetros al sur de Lima, se ubica un pequeño pueblo de pescadores que sorprende a los visitantes con un ambiente cálido, tranquilo y acogedor. Hablamos, por supuesto, de Pucusana.

Su nombre proviene de los vocablos quechua puku y sana, que juntos significan “sopladero”. Y es que su caprichosa ubicación (una bahía abierta por un lado y cubierta por dos islas del otro) provoca fuertes corrientes de aire.

Hoy, el avance de las construcciones y la apuesta por convertir el balneario en un destino turístico cercano a la capital hace que el distrito destaque por sus playas, paisajes, especies marinas, comida y deportes de aventura.

Puedes pasar la mañana paseando en bote y pescando. Las pequeñas chalanas te llevarán a ver lobos marinos, pelícanos y arañas de mar, además de buscar un lugar donde encontrarás pintadillas, tramboyos y, con suerte, algún lenguado. También puedes hacer buceo submarino o incluso alquilar motos acuáticas.

Ya en la tarde vale la pena recorrer el malecón de ‘El Boquerón del Diablo’, no sin antes probar la fresquísima comida marina que ofrecen los restaurantes cercanos a la playa. Un buen lugar para pasar un día tranquilo.

¿Qué hacer?

1. En el muelle puedes comprar pescado fresco.
2. La zona ofrece variada oferta gastronómica.
3-4. El paseo en bote dura media hora y cuesta S/.30 (entran 6 personas). Bucear una hora te costará S/.150 por persona y pescar una hora S/.30. Verás mucha fauna marina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *